3/20/2014

Cuando pase el temblor


Outfit: No brand/ Bag: Zara.

Desde que me mudé a Santiago me ha estado pasando algo un poco raro. Siempre he creído mucho en las energías que lo rodean a uno (o que “emanan” de las personas), me parece que influyen en los estados de ánimo, en el ambiente y en otros detalles del día a día. La cuestión es que, en esta ciudad, las energías andan muy alborotadas siempre que ha temblado o está por temblar.

No sé si yo soy particularmente sensible a estos cambios, o si no estoy acostumbrada porque acabo de llegar, pero ya me ha pasado un par de veces que empiezo a sentirme rara, dejo de dormir, me siento pesada o me decaigo un poco y JUSTAMENTE me pasa en momentos cercanos a un sismo.



Anoche me costó muchísimo conciliar el sueño, dormí poco, intermitente y mal…por ahí empecé a sospechar la cosa. En la madrugada empecé a escuchar a perritos llorando y esa fue la confirmación: iba a temblar, estaba segurísima.

En efecto, tembló a eso de las 8 am, pero no lo sentí, me enteré después. Quizás hay otras personas a las que les pasa esto, tal vez es medio tonto de mi parte asumir que tengo un “súper poder” raro, pues al final de cuentas, la naturaleza manda todo tipo de señales cuando va a temblar, pero generalmente los humanos no las percibimos. El caso es que no estoy muy segura de cómo me hace sentir esta “sensibilidad especial”. Por ahora no me gusta mucho jajaja.



Sigo (y seguiré) con fotos viejas de Caracas. Toda esta ropa es comprada en Buenos Aires en esas tiendas sin marca o donde venden todo muy muy barato (igual en Capital, no hace falta ir a Avellaneda o sitios lejanos). La falda me costó como $100 en Raki’s – o una de esas tienditas que hay por toda Santa Fe – y el crop top me costó $40 en una de estas tiendas de “todo a 40, últimos días”. Aprovechen de entrar a estos lugares porque de verdad a veces se consiguen buenas piezas, el tema de la calidad es muy relativo, algunas están bien hechas, otras no tanto, pero si las combinan bien, no se va a notar.

Los zapatos igual son de otra de estas tiendas donde venden todo “sin marca”, yo los compré en Cabildo, pero hay una por Santa Fe y Callao, en la vereda frente al Starbucks/Club de la Milanesa. A veces hay cosas muy lindas y los precios son buenos.



En fin, crucemos los dedos para que deje de temblar un rato y yo pueda volver a dormir feliz J

¡Que tengan lindo día!

1 comments:

  1. Mucha suerte, de hombre no hay nada ni remotamente bueno a esos precios.

    ReplyDelete